9 de octubre de 2011

Los detalles de las calles platenses

Cuando la ciudad de La Plata fue diseñada se tuvieron en cuenta muchos detalles, incluido el diseño de las primeras casas que se construyeron para los obreros que estuvieron varios años edificando los palacios de la nueva capital.


Pero también se tuvo en cuenta varias décadas después el diseño de las calles y veredas. Para muchas de las avenidas y diagonales se puso una especie arbórea particular que sirviera para identificarlas. Actualmente todavía puede verse algo de eso en la ciudad:


Avenida 1: Plátanos.
Avenida 7: Plátanos (se removieron y trasladaron a 51 y 53 al empedrar esta avenida en 1908. Allí se pusieron tilos, los cuales tienen su historia ya contada en el blog).
Avenida 13: Fresnos.
Avenida 44: Tilos.
Avenidas 51 y 53: Palmeras pindó (luego reemplazadas por plátanos).
Avenida 60: Fresno americano.
Avenida 66: Sofora.
Diagonal 73: Jacarandás (colocados en 1920)
Calle 47: Naranjo amargo.

Una historia aparte es la de muchos de los árboles del bosque, que datan entre los primeros de la región. Los más antiguos que siguen en pie son los robles de 1 y 53, que fueron colocados en 1857 cuando allí estaba la estancia de Martín Iraola (que se ubicaba donde actualmente está el estadio de Gimnasia). También se pusieron los eucaliptos unos años después, en 1862.



Otra de las particularidades que tuvo La Plata durante mucho tiempo fue sus veredas, las cuales según el artículo municipal Nº 172 debían tener ciertas características que atendían a la estética, a la ubicación, y al resguardo de las personas. Hoy en día todavía pueden verse muchas de ellas.

Según el mismo, las calles de números pares se arreglaban con baldosas de color crema compuestas de nueve cuadrados, y a una baldosa de la línea de edificación iba colocada una hilera de baldosas color rojo para proteger al transeúnte de golpearse con alguna ventana o saliente de las casas, mientras que a una baldosa del cordón iba otra hilera del mismo color, en donde los paseantes deberían detenerse para cruzar la calzada. En el caso de las veredas de número impares era igual, salvo en que las guardas en vez de color rojo debían ser de color azul.

La misma regla se aplicaba para avenidas, pero para diferenciarla del resto de las calles el formato de las baldosas era de vainillas grises en lugar de cuadros color crema.


Fotos:
1. Eucaliptos sobre avenida 1 varios meses después de la fundación de La Plata, cuando todavía no pasaba por allí el ferrocarril.
2. Palmeras pindó en la esquina de 8 y 51, hace 126 años.
3. Robles en 1 y 53, los cuales se colocaron allí 25 años antes de la fundación.

Fuentes:
"Ciudad de La Plata, su historia", Ricardo S. Katz
"La Plata conserva veredas del siglo pasado", diario Hoy, 9/5/2001
"Historia de la riqueza forestal platense", diario Hoy, 13/2/1998

1 comentario:

Ian Demian dijo...

por qué no se cumple ahota eso ?