21 de febrero de 2011

La historia detrás de los tilos platenses

Uno de los tantos nombres por los que se conoce a La Plata, es el de “la ciudad de los tilos”, ya que esos árboles son abundantes en sus calles y en la época de floración llenan el aire con su perfume tan característico. Sin embargo, poca gente conoce su curiosa historia, la cual voy a contar en esta entrada del blog.

A fines del siglo XIX se estaba trabajando en forestar las plazas y calles de la ciudad, imitando a la ciudad de Berlín, en donde los tilos perfumaban el aire. Fue por ello que se enviaron en barco varias decenas de esos árboles desde Alemania hasta la nueva capital de la provincia de Buenos Aires, en un viaje que duró más de un mes.

Al llegar a La Plata, los árboles estaban en muy mal estado, por lo que se creyó que no iban a poder plantarse. Sin embargo, apareció en esta historia un hombre que estaba a cargo del cuidado de los jardines del Colegio Nacional, quien sugirió que se cubriera a los árboles con tierra para poder recuperarlos, y así se hizo.

Los árboles se colocaron entre el Colegio Nacional y la Facultad de Ingeniería, y tras pasar varias semanas enterrados, se verificó que en su mayoría habían vuelto a brotar, por lo que gracias a este hombre, se los pudo usar para cubrir muchos espacios verdes de La Plata.

Otra curiosidad de nuestros tilos, es que son de una especie híbrida llamada “Tilia moltkei”, lograda en Alemania por el naturalista Spaeth en 1880. La misma no tiene la propiedad de ser medicinal, pero su beneficio es que el polen que libera no causa alergias.


Fotos:
1. Tilos en 7 entre 48 y 49.
2. Colegio Nacional "Rafael Hernández"
3. Tilos en la ciudad de Berlín.

Fuentes:
“El secreto de los tilos platenses”, Diario Hoy
"Un híbrido traído de Berlín en el inicio de 1900 se transformó en icono local", diario Hoy, 11/10/2006
“Ciudad de La Plata: Su historia”, Ricardo S. Katz

7 comentarios:

Marcelo Metayer dijo...

¡Cómo que no son medicinales! Me vengo a enterar ahora... Me la paso juntando flores para hacerme té.

Marcelo Metayer dijo...

¿Cómo que no son medicinales? Me la paso juntando flores para hacer té...

Misterios de La Plata dijo...

@Marcelo Metayer: Jajaja, y bueno, ahora ya no lo hagas más porque de nada sirve; los eucalyptus del bosque tampoco son de la especie medicinal que muchos creen. Te recomiendo visitar el vivero "El Albardón" de Punta Lara, ahí cultivan solo plantas autóctonas y saben mucho sobre las propiedades medicinales de cada una.

subsonido dijo...

Que no causa alergia, si como no! Jaja los sufro todas las primaveras

Daniel OK dijo...

La alergia que provocan estos tilos es terrible !!
plantarlos fue la peor idea que tuvieron estos craneos..encima ahora me vengo a enterar que ni siquiera fueron originales , sino es una imitacion de Berlin...

Unámonos dijo...

Gracias!! vivo en concepción del uruguay, entre ríos.Mi vecino tiene dos tilos.. los trajo la abuela de La Plata, así que seguramente sean "hijos o hermanos" de esos tilos. Mi profe de alemán me había contado esta historia de como los trajeron.
Que loco. Quería ver si eran medicinales, como para hacer te, pero veo que no. Igual el olor me gusta mucho. abrazo!

Unámonos dijo...

Hola! vivo en Entre Ríos y mi vecino tiene dos tilos. Estos días me ha tenido fascinado su aroma. Le pregunte como hacer te y me dijo que sólo sabía que los trajo su abuela de La Plata. Un profesor de alemán me había contado la historia de los tilos de La Plata. Probablemente sea "hijo" de aquellos tilos que vinieron de tan lejos. que loco! gracias por la data