30 de junio de 2010

¿Qué es la masonería?

Aviso de la masonería
en un diario platense
a fines del siglo XIX
Esta entrada no es para contar ningún misterio en particular, sino que la escribo para comentar brevemente qué es la masonería la cual ya fue mencionada varias veces en el blog, y de la cual se seguirá hablando.
Placa conmemorativa por el centenario
de la Universidad Nacional de La Plata,
colocada por los masones en el hall
de entrada al Rectorado (7 entre 47 y 48)

La masonería es una
sociedad secreta de tipo filantrópica, filosófica y política que data de la época medieval. Sus miembros se reúnen en asambleas llamadas “logias” en donde son reclutados para su iniciación, para ser organizados según una estructura jerárquica que comprende 33 grados. Los masones se reconocen entre ellos mediante símbolos y señales secretas, y realizan en sus ceremonias un ritual esotérico llamado “rito masónico”. Además, todas las logias masónicas reconocen la autoridad de un organismo superior denominado Gran Logia, que en el caso de nuestro país es la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones
Medallas masónicas que estaban
en la piedra fundacional y ahora
pueden verse en el Museo
Dardo Rocha (50 entre 13 y 14)
Edificio donde funcionó la
Logia 19 de Noviembre.
Actualmente es una
iglesia adventista (46 entre 2 y 3)

En Argentina la primera logia masónica data del año 1795, y en la ciudad de La Plata ya se instauraron varias desde los primeros años posteriores a la fundación, y hacia 1910 vivían en la ciudad unos 600 masones que pertenecían a siguientes logias platenses: 

* Logia Luz y Verdad Nº79: Creada 10 días luego de la fundación de la ciudad; su templo estaba en 47 entre 5 y 6. Es una de las logias que sigue funcionando en La Plata.
* Logia La Plata Nº80: Se ubicaba en 7 y 47 (luego en 8 y 53), y fue fundada el 5 de marzo de 1885 con la colaboración de Pedro Benoit. Es la otra logia que se mantiene vigente en la actualidad.
* Logia 19 de no
viembre: En 46 entre 2 y 3; fue la sede de la masonería platense. Fundada en 1905.
* Logia Democracia Nº146
* Logia Renacimiento Nº152
* Logia 1º de mayo Nº219:  Fundada el 1 de octubre de 1909.
* Logia Triunfo y Justicia Nº240: Fundada el 8 de abril de 1905.
* Logia Guiller
mo Oberdan Nº255: Fundada el 8 de febrero de 1908.
* Logia Sol de mayo Nº258: Fundada el 12 de noviembre de 1905.
* Logia Resurgimiento Nº330
* Logia Streta Ugauglianza: Fundada en 1889.
* Logia Bernardino Rivadavia
* Logia Florentino Ameghino: Funcionó en calle 55 entre 13 y 14.
* Logia Porvenir
* Logia Federal de Maestros
* Logia Hermanos Siempre Fieles
* Logia Hermanas del Plata 

Antiguo edificio de la Sociedad Unione
e Fratellanza en donde también se reunían
los masones, ahora es el Teatro La Hermandad 
del Princesa (diagonal 74 entre 3 y 4)

Algunos de los masones argentinos más famosos, son: Cornelio Saavedra, Mariano Moreno, Juan José Paso, Manuel Alberti, Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Juan Larrea, Domingo Matheu, Bernardino Rivadavia, Domingo Faustino Sarmiento, Vicente López y Planes, Justo José de Urquiza, Bartolomé Mitre, Miguel Juárez Celman, Carlos Pellegrini, José Figueroa Alcorta, Roque Sáenz Peña, Julio Argentino Roca, Leandro N. Alem, Diego de Alvear, Alejandro Korn, José de San Martín y José Hernández.

Y entre los masones
extranjeros, se encuentran: Salvador Allende, Louis Amstrong, Johann Sebastian Bach, Ludvig van Beethoven, Napoleon Bonaparte, Andre Citroen, Walter Chrysler, Sammuel Colt, Arthur Conan Doyle, Charles Dickens, Walt Disney, Alexander Fleming, Gerald R. Ford, Henry Ford, Benjamin Franklin, Harry Houdini, Rudyard Kipling, Martin Luther King, Antonio Machado, Karl Marx, Wolfgang Amadeus Mozart, Friedrich Nietzche, Bernardo O'Higgins, José Ortega y Gassete, Franklin D. Roosevelt, Marc Twain, George Washington y Oscar Wilde.


Fotos:
1. Aviso de la masonería en un diario platense a fines del siglo XIX.
2. Placa conmemorativa por el centenario de la Universidad Nacional de La Plata, colocada por los masones en el hall de entrada al Rectorado (7 entre 47 y 48).
3. Medallas masónicas que estaban en la piedra fundacional, ahora pueden verse en el Museo Dardo Rocha (50 entre 13 y 14).
4. Edificio donde funcionó la Logia 19 de Noviembre. Actualmente es una iglesia adventista (46 entre 2 y 3).
5. Antiguo edificio de la Sociedad Unione e Fratellanza en donde también se reunían los masones, ahora es el Teatro La Hermandad del Princesa (diagonal 74 entre 3 y 4).

Fuentes:
Enciclopedia Salvat, tomo XI
Logia Ciencia 1858
“Orígenes de la Masonería Argentina”, Gran Logia de Libres y Aceptados Masones
“La Masonería y la ciudad de La Plata: Un camino común a través del tiempo”, profesor César Arrondo
“La masonería en La Plata: Devotos de la escuadra y el compás”, Milagros Barberis
“La Masonería Argentina a través de sus Hombres”, Alcibíades Lappas



Otras entradas de interés:
* Simbología masónica en el cementerio de La Plata
* Los símbolos masónicos que desaparecieron de la Legislatura
* El ojo de la providencia
* Un nuevo símbolo: El pelícano
* Otro símbolo oculto: El árbol de la vida
* El símbolo oculto en el plano de la ciudad

26 de junio de 2010

El cementerio indio de la Casa de Gobierno

Rostros indígenas en el
frente de la Casa de Gobierno,
en 6 y 53
Si alguno observó con atención la fachada de la Casa de Gobierno frente a Plaza San Martín, habrá visto que en ella aparecen rostros del hombre europeo y del indígena. Esto se hizo como representación de las razas que habían formado el país, pero según Gualberto Reynal, esos rostros indígenas se decidieron poner después del hallazgo que ocurrió durante las excavaciones para hacer las bases del edificio.

Grupo de ingenieros colocando la
primera piedra del edificio en 1883

Se comenzó a construir en noviembre de 1882, una semana después de la fundación de la ciudad. Pero al poco tiempo las excavaciones de los cimientos del edificio tuvieron que detenerse por diez días ante la aparición de restos humanos en las bases de la obra, los cuales fueron analizados personalmente por el Perito Moreno, quien determinó que pertenecían a la tribu de los pampas o querandíes.
Imagen de indios querandies
Se dice que fue el mismo Dardo Rocha, quien en un decreto de fecha 16 de diciembre de 1882, encomendó una investigación respecto al hallazgo de estos "fragmentos esqueletarios de antigua data". Además, en ese decreto puntualizaba que "... queda autorizado el Juez de Paz de La Plata -Carlos Fajardo- para invertir hasta la suma de dos mil quinientos pesos m.c. en la prosecución de las investigaciones practicadas, debiendo ponerse para ese objeto bajo la dirección inmediata del Preparador del Museo Público".

Foto de los restos que
se encontraron en los
cimientos de la
construcción
Estos descubrimientos se repitieron en varios puntos de la ciudad y no trajeron consigo ninguna maldición como en las películas de terror, sino que fueron de gran valor para la historia antropológica de la región, al igual que los hallazgos de materiales indígenas en Tolosa en el año 2003 y 2006.




Fotos:

1. Rostros indígenas en el frente de la Casa de Gobierno, en 6 y 53.

2. Grupo de ingenieros colocando la primera piedra del edificio en 1883.

3.
Imagen de indios querandies.
4.
Foto de los restos que se encontraron en los cimientos de la construcción.

Fuentes:

“La historia oculta de la ciudad de La Plata”, Gualberto Reynal

“Casa de Gobierno, Provincia de Buenos Aires”, Carlos Antonio Jorge Salvucci

"¿Un cementerio indígena permanece oculto debajo de la Casa de Gobierno?", diario El Día, 12/7/1997
“Restos arqueológicos del período prefundacional en tierras de Tolosa”, Diario Hoy, 22/8/2003

“Secretos del pasado en la Plaza del Carmen de Tolosa”, Diario Hoy, 15/10/2006

19 de junio de 2010

La momia de Tolosa

Plano de Tolosa en 1871, superpuesto sobre
el actual plano de La Plata. En 
azul se ve
cómo era el pueblo en esa época,

y en rojo la ubicación y dimensiones
del cementerio
Las constantes epidemias de cólera durante el siglo XIX hicieron necesario construir un cementerio en Tolosa, que fue encargado por la Municipalidad de Ensenada y se finalizó en 1874 (8 años antes de la fundación de La Plata). Se ubicaba entre las calles 522, 526, 120 y 118, y en esta última estaba su ingreso por lo cual era conocida como “calle de la amargura”. Funcionó durante 12 años hasta que fue clausurado en 1886 cuando se estaba por inaugurar el Cementerio de La Plata, y se dispuso trasladar los cuerpos para cerrar definitivamente esta vieja necrópolis.
Esquina actual de 525 y 119 de Tolosa,
en donde hasta hace 124 años estaba
la entrada al cementerio. Se dice que
al construir las casas que ahora están
en esos terrenos, se encontraron
objetos que pertenecieron a la
necrópolis tolosana
Los fallecidos que no fueron reclamados por ninguna familia quedaron abandonados en sus bóvedas o sepulturas, así fue que en 1902 la Municipalidad dispuso trasladarlos a un osario común en el nuevo cementerio. Pero en 1908, mientras revisaba los restos, el administrador del cementerio José P. Peralta encontró una caja intacta que lo sorprendió al abrirla: “contenía una momia de un cuerpo entero y mascara intactas, de ojos semicerrados, con su dentadura superior al descubierto en una mueca risueña; atada con cabeza con un pañuelo cuyas puntas fingianle la mariposa de una corbata de moño, la cabellera larga y descolorida, las ropas interiores y exteriores en perfecto estado”. El hallazgo fue dado a conocer al instante, y dos días después era anunciado en el periódico Buenos Aires: “Este cuerpo ha estado en uno de los nichos que existían en el Cementerio de Tolosa y la fecha de inhumación data de unos 20 años por lo menos. Las condiciones en que se halla son tan raras como curiosas. Observándole bien, es exactamente idéntico a un Cristo con sus carnes disecadas y totalmente entero”. 
Imagen de Matias Behety,
uno de los primeros
poetas platenses
Foto del mausoleo
que se le construyó
a Behety en el
Cemeterio de La Plata

Los curiosos no tardaron en llegar al cementerio a visitar al “muerto popular”, como se lo llamaba en esos días. Varios diarios platenses mencionaron extraños fenómenos luminosos, ya que se decía que “sus manos entrecruzadas echaban luces”, mientras que el diario La Nación denunciaba que esto no era más que la superstición y el fanatismo de la gente. Un empleado del cementerio tuvo la idea de colocar el cuerpo momificado en el altar de una capilla, y así fue como varios devotos de este desconocido asistían para hacerle pedidos y plegarias.

El espectáculo duró poco más de un mes, ya que
se decidió colocar a la momia en un nicho. Años más tarde, Antonino Lamberti reconoció el cuerpo y pudo identificar que se trataba de su amigo, el poeta Matias Behety, quien había muerto en agosto de 1885 en el hospital de Melchor Romero a la edad de 35 años para luego ser sepultado en el cementerio de Tolosa. Tras conocerse su identidad, la familia de Behety mandó a construirle un mausoleo de mármol y granito para sus restos en el Cementerio de La Plata con un busto en donde se esculpió su rostro.


Fotos:
1. Plano de Tolosa en 1871, superpuesto sobre el actual plano de La Plata. En azul se ve cómo era el pueblo en esa época, y en rojo la ubicación y dimensiones del cementerio.
2. Esquina actual de 525 y 119 de Tolosa, en donde hasta hace 124 años estaba la entrada al cementerio. Se dice que al construir las casas que ahora están en esos terrenos, se encontraron objetos que pertenecieron a la necrópolis tolosana.
3. Imagen de Matias Behety, uno de los primeros poetas platenses.
4. Foto del mausoleo que se le construyó a Behety en el Cemeterio de La Plata. 



Fuentes:
“Matías Behety" de Telmo Manacorda
“Breve historia de Tolosa”, Francisco Laborde
“El cementerio” de la página tolosasite
“Mitos y leyendas de La Plata”, Ramón Tarruella
“El bohemio que se convirtió en momia”, Diario Hoy, 26/9/2006
“De poeta a momia”, Diario Hoy
“La momia de Tolosa”, Revista Tiempos, 28/11/2004
“El cementerio de La Plata”, del blog El Navegante Solitario


Otras entradas de interés:
* El cementerio indio de la Casa de Gobierno
* La maldición de las momias

* El tranvía fúnebre

14 de junio de 2010

El fotomontaje de la fundación

Foto del cuadro que se encuentra
en el Museo Dardo Rocha
Para tener un recuerdo de la fundación de la ciudad, Dardo Rocha envió varias fotos de la colocación de la piedra fundamental en Plaza Moreno al grabador italiano Quincio Cenni, que residía en Milán, para que realizara una cromolitografía del acto. Este cuadro no refleja para nada lo que muestran las fotos de ese día, sino que muestra cómo hubiese deseado Rocha que fuera la fundación de su ciudad, que representaba la conciliación nacional. Lo más curioso de esto es que Rocha le encargó que incluyera mediante un fotometraje a varios de los hombres que no habían concurrido a la ceremonia, como Roca, Sarmiento, Avellaneda y Pellegrini; así que si observan con detenimiento, podrán ver a Sarmiento a la izquierda en segunda fila, Roca casi en el centro de la escena detrás del sacerdote y a los hijos de Roca y Rocha junto a la piedra fundacional… pero mientras miraba en detalle el cuadro, Rocha tuvo un disgusto: entre los asistentes a la fundación también estaba el mismísimo Quincio Cenni.

Detalles de la oleografía, en donde se puede ver algunos de los personajes que no asistieron
a la fundación pero aparecen en la pintura
Fotos:
1. Foto del cuadro que se encuentra en el Museo Dardo Rocha.
2. Detalles de la oleografía, en donde se puede ver algunos de los personajes que no asistieron a la fundación pero aparecen en la pintura.

Fuentes:
“Analizan las imágenes ‘trucadas’ del día de la fundación de La Plata”, Diario Hoy, 20/4/2005
“La anécdota de la oleografía de la fundación”, de La Plata Mágica
“Ciudad de La Plata: Naciste porque te necesitaba la historia”, de Aquí La Plata
“La masonería y la ciudad de La Plata: un camino común a través del tiempo”, profesor César Arrondo

10 de junio de 2010

Saqueo y maldición en Plaza Moreno

Estación de trenes de Tolosa en 1885
Como comenté en la última entrada, durante la fiesta de fundación de la ciudad hubo varios inconvenientes por lo cual los festejos no pudieron ser tan grandiosos como se esperaban para la nueva capital de la provincia, y tras esta jornada, los pobladores que habían asistido también tuvieron problemas a la hora de emprender el regreso en tren; es allí donde surge quizá la más famosa leyenda urbana de La Plata.


Foto actual de la piedra
fundamental, en el centro de
Plaza Moreno
Estos pobladores (varios de los cuales se dice que eran “enviados” del presidente Roca) decidieron vengarse de Dardo Rocha por lo que habían tenido que sufrir ese día, y por ello fueron en busca de una bruja india que vivía al norte de Tolosa. Junto a ella, se dirigieron hasta la piedra fundacional que se había colocado en Plaza Moreno y una vez allí abrieron la caja de plomo que estaba dentro y profanaron la urna de cristal que contenía monedas y medallas de oro y plata, botellas de vino y champagne, un escrito de Dardo Rocha y una copia del plano de la ciudad, entre otros objetos de gran valor.

Caja de plomo que estaba dentro
de la piedra fundamental
Esquema de la ubicación de la
caja de plomo en el macizo
fundacional
La siguiente selección de la novela “France-Ville: La ciudad maldita” hace referencia a esta leyenda:
Cuando alcancé otra vez al grupo, ya se estaba profanando el cofre que se había enterrado esa misma tarde. Mis superiores no pudieron o no quisieron, retener a los más excitados quienes afanados por descubrir lo que celosamente se había guardado, rompieron objetos y provocaron unos minutos de gran desorden. Todos querían algo, violentamente se disputaron cada pieza, muy en especial las medallas y monedas que consideraban de oro y plata. Pronto se armó una bataola de proporciones. Uno de mis superiores tuvo que extraer un revólver y disparar un tiro al aire para calmar los ánimos. Y les dijo que mataría al que no obedeciera o al que alguna vez hablara de lo ocurrido. Los hizo retirar a todos unos cuantos metros y salir del pozo a los que allí estaban, luego eligió a unos pocos para enmendar el desorden.


Apertura de la piedra fundacional
para el centenario de la fundación
de La Plata
Algunas de las monedas que
se encontraron dentro de la
redoma de cristal
Lo cierto es que estas desapariciones de objetos se pudieron comprobar 100 años después, cuando la piedra fundacional se abrió para conmemorar el centenario de la ciudad, y nadie pudo explicar que había sucedido. En cuanto a la versión oficial, se dice que estos documentos se perdieron a causa de una filtración de agua por la fuente que se colocó en ese lugar en el año 1912, pero Gualberto Reynal dice en su libro “La historia oculta de la ciudad de La Plata”, que en realidad se los hizo desaparecer porque en estos papeles se nombraba al ser supremo masón, llamado Gran Arquitecto del Universo (G.·. A.·. D.·. U.·.).



Antigual fuente que estaba
en Plaza Moreno, justo
donde se encuentra
la piedra fundamental
Una vez saqueada la piedra fundacional, comenzó el ritual de la bruja en el corazón mismo de La Plata. Los participantes del maleficio daban vueltas en sentido antihorario alrededor de la piedra siguiendo a la bruja, para lograr que la ciudad no se desarrollara a la velocidad de otras urbes. Luego de esto se recitó la maldición que sería conocida como “la maldición de los gobernadores”, con la cual Roca se aseguraba que Rocha nunca llegara a la presidencia de la nación, así como tampoco podría llegar a ese cargo ningún gobernador de Buenos Aires que se lo propusiera. Esto pudo ser revertido años después, en sucesos extraños que volvieron a ocurrir en Plaza Moreno, los cuales ya detallaré más adelante.



Fotos:
1. Estación de trenes de Tolosa en 1885.
2. Foto actual de la piedra fundamental, en el centro de Plaza Moreno.
3. Caja de plomo que estaba dentro de la piedra fundamental.
4. Esquema de la ubicación de la caja de plomo en el macizo fundacional.
5. Apertura de la piedra fundacional para el centenario de la fundación de La Plata.
6. Algunas de las monedas que se encontraron dentro de la redoma de cristal.
7. Antigual fuente que estaba en Plaza Moreno, justo donde se encuentra la piedra fundamental.

Fuentes:

“Un paseo por las plazas”, Diario Hoy, 2/9/2007
“Creer o no creer, un dilema de los platenses”, Diario Hoy, 8/7/1997
“La maldición de Dardo Rocha”, El Observador, 8/3/2009
“La ‘maldición’ de los gobernadores bonaerenses”, Terra Incógnita II
“La historia oculta de la ciudad de La Plata”, Gualberto Reynal
“France-Ville: La ciudad maldita”, Arturo Philip
“La masonería y la ciudad de La Plata, un camino común a través del tiempo”, Profesor César Arrondo



Otras entradas de interés:
* El sabotaje de la fundación de La Plata
* El fotometraje de la fundación
* La maldición de los gobernadores (segunda parte)
* La casa de los 40 días

4 de junio de 2010

El sabotaje de la fundación de La Plata

Boleto de tren del día de la
fundación de La Plata
Dardo Rocha eligió el 23 de octubre de 1882 como la fecha para fundar la ciudad, ya que era el cumpleaños de su esposa. Pero como resultó ser un día de mucha lluvia, se cambió para el cumpleaños de su hijo Dardo Melchor Ponciano, el 19 de noviembre de 1882.

Calle 51 durante el día de la colocación de la
piedra fundacional. A la izquierda se ve
el edificio para el banquete oficial que estaba
en lo que hoy es calle 4 entre 51 y 53
Aquel día llegaron a la ciudad muchas personas de Tolosa (que ya existía por ese entonces), y otras que venían gratis en tren desde Buenos Aires para presenciar la colocación de la Piedra Fundamental en Plaza Moreno. En este acto se notó la gran ausencia del presidente Roca, quien pese a ser el padrino de la ciudad, prefirió no asistir e irse de viaje por el interior del país debido a que se había enemistado con Rocha luego de descubrir que el fundador de La Plata quería usar ese logro para llegar a la presidencia. De todas formas, se colocó la Piedra Fundamental que llevaba una caja de plomo dentro que contenía una redoma de cristal con una copia del plano de La Plata, botellas de vino y champagne, monedas y medallas, entre otras cosas.

Llegada de la concurrencia al acto,
por la actual calle 51
Luego del acto de fundación, comenzaron los festejos. Se había preparado un edificio de madera con capacidad para 350 comensales en donde la gente más importante tuvo un gran banquete que duró varias horas, pero el resto de las 3000 a 4000 personas que habían asistido al acto no lo pasaron tan bien. Para ellos se habían dispuesto carpas en distintos lugares, y se organizó un asado popular que terminó en un gran fracaso ya que la carne se echó a perder por el sofocante calor de esa jornada en la que también se cuenta había una polvareda cegadora. Ni siquiera el agua era suficiente en un día de tanto calor, tal como se contó en el diario La Nación: "Aquello no fue una fiesta sino un martirio... Con decir que hasta el agua se vendía... Se llegó a cobrar cinco pesos por un vaso de este líquido, y a pagarlos con gusto los que lo conseguían".

Foto del banquete oficial del que participaron
las personas más importantes que habían
asistido a la ceremonia
Fue por todo esto que mucha gente asegura que en realidad la inauguración de La Plata fue saboteada por los enemigos de Dardo Rocha, liderados por el presidente Roca, quien intentó ponerlo en ridículo para arruinar su carrera política.

¡Pero la historia de la fundación no termina acá! Más tarde comenzó a llover, y en medio de la tormenta la gente emprendió su regreso hacia Buenos Aires bajo la lluvia y caminando por caminos llenos de barro, para luego viajar en trenes que salieron con varias horas de retraso de la estación… pero se cuenta que algunos se quedaron y decidieron vengarse por lo que había sucedido ese día, dando lugar a una de las más famosas leyendas de la ciudad. Pero eso va a esperar para la próxima entrada del blog...


Fotos: 1. Boleto de tren del día de la fundación de La Plata. 2. Calle 51 durante el día de la colocación de la piedra fundacional. A la izquierda se ve el edificio para el banquete oficial que estaba en lo que hoy es calle 4 entre 51 y 53. 3. Llegada de la concurrencia al acto, por calle 51. 4. Foto del banquete oficial del que participaron las personas más importantes que habían asistido a la ceremonia.
Fuentes: "Ciudad de La Plata: Su historia", Ricardo S. Katz "Historia General de la Provincia de Buenos Aires", Daniel A. Chiarenza "Lo de La Plata", de la página La Plata, ciudad mágica "Conversando con el sr. Carlos Dardo Rocha", de la página La Plata Mágica "La Plata, ¿Ciudad hechizada?", diario Hoy, 3/2/2010 "19 de noviembre de 1882", por Eduardo M. Sebastianelli
"Vistas de La Plata: desde su fundación noviembre 1882 hasta junio 1884"



Otras entradas de interés:
* Saqueo y maldición en Plaza Moreno
* El fotometraje de la fundación
* La maldición de los gobernadores (segunda parte)
* La casa de los 40 días

1 de junio de 2010

Benoit y el plano usado en París

Ingeniero
Pedro Benoit
Casa de Benoit en el Parque Saavedra,
en donde realizó algunos de sus planos
como el de la iglesia de San Ponciano
Como mencioné en “La verdadera historia del trazado platense”, el plano de la ciudad se le adjudica a Pedro Benoit pese a que sus principales creadores fueron Carlos Glade y Juan Martín Burgos, así que comentaré cómo surge este error.





Comparación entre el plano realizado por Burgos y el enviado
por Benoit a París: lo único diferente es la firma
La ciudad de La Plata fue fundada en 1882, y en 1888 se decidió mostrar esta creación en el pabellón argentino en la Exposición Universal de París que se realizaba al año siguiente para conmemorar los 100 años de la revolución francesa, y cuyo emblema principal fue la Torre Eiffel que se hizo para servir de principal atracción de esa feria. Fue así que Dardo Rocha le encargó a Glade que confeccionara una copia del plano para enviar a la exposición, pero como este estaba muy atareado y no pudo terminarlo le encargó a Benoit que lo finalizara (ya que en ese entonces había terminado los principales edificios que se le habían solicitado para la ciudad). Entonces, luego de terminar el plano, Benoit puso su nombre en donde antes figuraba el de todo el cuerpo de ingenieros que lo había realizado, y así lo envió a París donde La Plata ganaría las únicas dos medallas del pabellón nacional por “Ciudad del futuro” y “Mejor realización construida”. 
Ubicación del pabellón argentino
en la Exposición Universal de París

De esta forma se lo reconoció como creador del plano de la ciudad de La Plata, pese a no haber sido él quien lo realizó, sino que puso su nombre en un plano 7 años después de fundada la ciudad. Incluso en dos decretos en que Dardo Rocha le da grandes sumas de dinero en honor a sus servicios a la ciudad, no menciona la realización del plano, ni tampoco lo hace en el discurso tras su muerte en 1987.

Por lo visto, este malentendido histórico surgió en 1927 cuando José María Rey publica su libro “Tiempos y fama de La Plata”, en el cual le atribuye el trazado al ingeniero Benoit, y desde entonces los autores que le siguieron reprodujeron esta versión.

Edificio del pabellón argentino
Fotos:
1. Ingeniero Pedro Benoit
2. Casa de Benoit en el Parque Saavedra, en donde realizó algunos de sus planos como el de la iglesia de San Ponciano.
3. Comparación entre el plano realizado por Burgos y el enviado por Benoit a París: lo único diferente es la firma.
4. Ubicación del pabellón argentino en la Exposición Universal de París.
5. Edificio del pabellón argentino.

Fuentes:
“La Plata: El plano oculto”, revista Tiempos, 12/3/2006
“Benoit no tuvo nada que ver”, entrevista con el arquitecto Alberto de Paula



Otras entradas de interés:
* La verdadera historia del trazado platense
* La ciudad de Julio Verne
* El símbolo oculto en el plano de la ciudad
* La divina proporción
* La diagonal de la vida
* El temido número 13
* ¿Cómo determinar las calles mediante cálculos?
* Otro símbolo oculto: El árbol de la vida
* ¡666 por todas partes!
* ¿El Palacio Municipal está "de espaldas" a la Catedral?
* Las hermanas de La Plata (parte I)
* Las hermanas de La Plata (parte II)
* Desapariciones en el trazado platense
* La "otra ciudad" diseñada por Benoit en La Plata